Es falso que si no hago algo, nada ocurrirá

·      El Universo es manifestación continua con o sin mi ayuda.
·      En realidad no es cierto que sea posible no hacer nada.
·      La inactividad física es la mejor condición para activar el observador interior.
·      No hacer nada es tan irreal como pensar que en el vacío no hay nada.
·      La inactividad mental es una destreza que se adquiere y se considera la premisa para permitir la afluencia de nuevas ideas.
·      La inactividad también es soltar, desprenderse, deslastrarse y desconectarse de viejas creencias.
·      La inactividad más productiva es la meditación.
·      El objetivo primordial de la meditación es ralentizar la actividad mental del lado izquierdo para permitir el acceso a procesos intuitivos relacionados con la creatividad .
·      Desde estados de meditación se activa una afluencia de ideas y respuestas a preguntas que aún no han sido formuladas por la mente racional.
·      Solo desde la inactividad es que consigo que prevalezcan mis ideas y estados de ánimo que están a favor de la corriente de mis deseos.
·      Cuando decido no hacer nada, de hecho estoy soltando resistencias; desisto continuar conectado a situaciones o personas que me alejan de la consecución de mis deseos.
·      Finalmente, sé que pertenezco a un sistema de manifestación universal y que mientras descanso o me dedico a mantener mi equilibrio interior y el alineamiento con mis deseos fundamentales, el resto del sistema continua su labor para mi.

JIL